La vida es una ficción que quiere ser leída

La vida es una ficción que quiere ser leída

Mitos lectores

Mitos lectores

¿Te ha sucedido que cada vez que dices “me gusta leer” las personas a tu alrededor empiezan a asumir cosas y te tratan diferente? ¿O de pronto empiezan a creer que eres una especie rara y no saben cómo seguir un tema de conversación contigo? Es común, gracias a los prejuicios que se tienen sobre lo que es o no ser un lector, es por eso que aquí te dejo una lista de mitos que se dicen sobre los lectores… ¡porque también somos personas!

 

Un lector siempre lee: 

Nope. No todo el tiempo estamos leyendo un libro, también nos gusta volver a la realidad, además, sí, a veces se nos cansa la vista, como a todos.

Un lector lee todo

No necesariamente: así como las personas tienen gustos respecto a la música, la comida y cualquier otra cosa, los lectores tambén tenemos nuestras preferencias de libros. Aunque a primera instancia, si algo nos llama la atención; sí, lo tomamos para leerlo.

 

Siempre termina sus libros

Tal vez terminemos los que nos gustan, pero eso no nos obliga a terminar todos los que empezamos porque ¿a quién le gusta sentirse obligado a hacer algo que no quiere? Y pongamos de nuevo un símil con la música: aunque seas melómano, seguro habrá canciones o melodías que no te gustan, así como algunos rockeros no toleran el reggaeton, yo (por ejemplo) no puedo leer un libro que me traiga un poquito de texto de autoayuda.

Los lectores son ratones de biblioteca

Nope. No siempre estamos en los mismos lugares haciendo lo mismo, así como los futbolistas no siempre están en la cancha, tampoco nosotros siempre estamos en las bibliotecas (y mucho de esto es también gracias al libro electrónico ¡podemos estar en cualquier lugar!)

Son introvertidos

No: no leemos porque tengamos pocas habilidades sociales. Podemos o no. Es decir, ésta actividad y costumbre no es algo que determine nuestra personalidad, eso sí, cuando estamos muy concentrados, sí, nos gusta estar solos, donde podamos pensar y nos va a molestar sobremanera que nos estés interrumpiendo.

No les importa su apariencia física

¿Qué? Esta es un cliché muy marcado de las películas y las típicas figuras de lectores/bibliotecarios/introvertidos. No es que no nos importen, todo en nuestra vida tiene una prioridad diferente, dependiendo de cada persona y depende mucho de la formación de quien estemos hablando. Es decir, yo no me considero vanidosa, y no cuido mi imagen tanto como otras chicas, porque a mi me da un poco de flojera pero tengo amigas lectoras, que además les encanta maquillarse. Es más cuestión de personalidad.

No eres un buen lector si sólo lees bestsellers

¡Ay, no! El mito de la buena y la mala literatura! Los dejaré en algo simple: Se llama “lector” porque lee. Y mejor dejo el debate de la buena y la mala literatura para otro post.

Se quedan ciegos por tanto leer

¡No! Es decir, el cuánto se te lastime la vista, en general, depende de una infinidad gigante de factores y no únicamente de que leas.

Si lees eres más inteligente

No, no necesariamente: existen diferentes tipos de inteligencia y habilidades, por lo tanto, leer te ayuda a desarrollar sólo una clase de habilidades respecto a un tipo de inteligencia, pero no te hace necesariamente más inteligente.

Son súper altaneros

Aquí… depende. Creo que también va en función a la personalidad de cada uno, y la función de la lectura en su vida.

Seguro sólo hablas de libros
¡Oye! No nos subestimes, a lo mejor si hemos leído de muchos temas, tenemos muchas conversaciones… Lo que sí es que seguramente en algún punto, hará referencias a algunos textos, pero ¡Es inevitable! nuestras conexiones mentales y de memoria nos remiten directamente a ello.

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *