La vida es una ficción que quiere ser leída

La vida es una ficción que quiere ser leída

No quiero leerte de nuevo.

No quiero leerte de nuevo.

¿No te ha pasado que encuentras libros que por más que intentas, no puedes conectar?

A mi me sucede frecuentemente. Y lejos de botarlos y no mirarlos de nuevo, los termino, porque la curiosidad y la expectativa es algo con lo que no sé lidiar. Pero después investigo y termino regalandolos a alguien que podrían gustale.
Sin embargo al terminar de leer estos, me encontré con la insatisfacción (Y son a los que les estoy buscnado nuevo hogar)

Decidí que no los quiero leer de nuevo.

 

1.- Al sur de la frontera, al oeste del sol; Haruki Murakami

¿De qué trata? 

Hajime, el narrador, nació «la primera semana del primer mes del primer año de la segunda mitad del siglo XX», una fecha singular, como su nombre: «Principio» en japonés. Sin embargo, le marcó mucho más ser hijo único, porque en las demás familias, si no eran dos hermanos, eran tres; si no eran tres, eran dos. De ahí que su mejor amiga de la infancia fuera otra hija única, Shimamoto, con la que compartió secretos y aficiones hasta que, tras la escuela primaria, perdieron el contacto. Muchos años después, Hajime, que vive una existencia relativamente feliz ─se ha casado, es padre de dos niñas y dueño de un club de jazz─, se reencuentra con Shimamoto. La atracción renace. Y Hajime, obsesionado, parece dispuesto a dejarlo todo por ella… Con inquietante sutileza, Murakami destila en esta trama clásica ─un amor perdido y recobrado, la consumación de una promesa de plenitud─ la indefinible sensación de desajuste con el mundo que acucia al hombre contemporáneo

¿Por qué lo voy a regalar?

Pocas veces estoy muy segura de cosas concretas: ésta vez considero que re-descubrí por qué no suelo reinicidir en algunos autores.
Es decir, es lindo la primera vez que lo lees. Tal vez la segunda (ya que la primera para mi, fue un cuento que me dejó el corazón gloriosamente estrujado, y la segunda, un libro)
Pero ésta vez, su pesimismo, esa necesidad tan latente de estar buscando un algo inexistente para hacerlo real y después dejarlo ir, quedar mal herido.
Creo que lo que quiero comunicar es que Murakami encontró su fórmula mágica: ser feliz, descubrir que no en realidad, ser pusilánime, tener malas decisiones, reivindicarse, darse cuenta que todo el problema siempre estuvo en su cabeza.

Y me cansa ese procedimiento. Es como revivir círculos viciosos que consideras que ya cerraste.
Ésta vez, aunque adoro los finales tristes, me causa un cansancio emocional que definitivamente no quiero experimentar constantemente.

Sin embargo tiene cosas interesantes, y me gusta muchísimo las pequeñas verdades casi universales que tiene el texto.

 

 

2.- Cinco amates apasionadas; Saikaku Ihara

¿De qué trata?

Es una nocela erótica/relatos publicados por primera vez en 1686, que describen el mundo vago y etéreo de ese Japón

¿Por qué lo regalaré?

No pude. Así, en serio no pude con estos relatos. Me parecen prefabricados en una caja de cartón donde solo acomodas algunas palabras y ¡Voilá!

Eso, o me gusta más el drama.
No me parece un libro maravilloso, y pienso en dos vertientes: una vez más, nos encontramos en una edición y traducción nefasta o el libro es realmente malo.
Esta manera “moral, buena y bonita” de retratar el erotismo no me gusta.

Es decir: creo que se meten demasiado en la realización de imagen de bondad que no permiten que el mundo se refleje como realmente es. ¿En serio pueden estar tan distanciadas dos culturas?

Eso, o Japón es de verdad un lugar muy sospechoso…

 

3.- Los siete reinos: Fuego; Kristin Cashore

¿De qué trata?

Ella es la última de su tipo. No es un tiempo muy tranquilo en Dells.  En el reino central, el joven Rey Nash está aferrándose al trono mientras los lords del norte construyen armas para derrocarlo. La guerra está cerca. Las montañas y el bosque están llenos de espías y traidores. Aquí es donde vive Fuego; una chica que tiene una belleza irresistible y puede controlar la mente de todos a su alrededor.

¿Por qué lo regalo?

En realidad aún estoy dudando si sacarlo de mi biblioteca:

Aunque no me parece tan genial como la última vez que lo leí, Kristin tiene una manera un particular y amorosa de unir sus historias; todo parece poco a poco tener sentido. Fuego definitivamente es un personaje que me gusta, pero no se ha ganado mis desvelos; siento que tiene rincones incosistentes. Pero me gusta, me recuerda este libro a la yo de 16 años. Y es delicioso.

No estoy segura de cómo me siento: creo que mis cambios de perspectiva que han nacido a partir de mi crecimiento no me dejan disfrutar tanto como cuando leí la primera parte. Es maravilloso y el universo que crea a cada instante me parece delicioso, pero no pude engancharme como otras veces; como con otros textos… Pero no puedo evitar sentir que ya no me pertenece.

 

4.- Aristoteles y Dante descubren los secretos del universo; Benjamín Sáenz

¿De qué trata?

Aristóteles es un chico enojado y con un hermano en prisión. Dante es el típico “sabelotodo” que tiene una mirada inusual sobre el mundo. Cuanto estos dos se conocen en la alberca de entrnamiento, pareciera que no tienen nada en común. Pero estos dos solitarios comienzan a pasar su tiempo juntos y comienzan a crear una amistad muy especial; del tipo que dura por siempre. Y es a partir de ésta amistad que Ari y Dante aprenderán las verdades más importantes de sí mismos y de las personas que quieren ser.

¿Por qué ya no está en el librero?

Antes de éste punto, aclararé: compré el libro porque nos presumían que era el nuevo libro juvenil de temática LGBT y aunque se desenvuelve de una manera simple, en momentos clave es muy ambiguo, se siente como la clase de cosas que dices para intentar dar a entender algo que tus papás de prohibieron pronunciar.

El inicio enamora: es sencillo sentirse parte de la historia, y ser empatico con los personajes. Especialmente me gusta Dante, me recuerda a alguien que quise mucho (Sí, mis lecturas siempre me recuerdan a alguien. Para eso son ¿O me equivoqué?)
Y el desarrollo lento me gusta, me hace sentir parte del entorno, puedo ver a piernas, a Ari, a Dante dentro de la camioneta, desnudos en la lluvia, diciendo estupideces, me encanta. PERO ¿En serio en esto termina? La inconsistencia de Ari me hace rabiar. ¿Es que no se le ocurrió una forma más creíble de hacerlo? Se siente como si casi un día Ari decidiera que es gay porque se siente presionado. Como si hubieran faltado páginas de la historia. Me siento algo estafada. ¿Y Bernardo? ¿Y las hermanas? No es como si un gay y un hetero no pudieran tener una amistad. ¿O sí es imposible?
Me parece que sin querer, está plagado de clichés e ideas algo erróneas sobre la comunidad gay. Sobre ser adolescente y sobre el problema de la búsqueda de identidad.
No, no, no.
Me niego a tener este final

 

5.- El teorema de Katerine; John Green

¿De qué trata?

Cuando se trata de relaciones, el tipo de Colin Singleton son las chicas de nombre Katherine. Y cuando se trata de chicas llamadas Katherines, Colin siempre es al que lo botan. Diecinueve veces, para ser exactos. Él es un niño prodigio con diez mil dolares en el bolsillo, una pasión por los anagramas y un amigo con exceso de peso y obsesionado con la jueza Judy. Colin esta en una misión para probar El Teorema de Previsibilidad Subyacente de Katherines, que logrará predecir el futuro de todas las relaciones, transformándolo de un prodigio desvanecido a un verdadero genio y finalmente le podrá ganar a la chica.
Dejar a un lado las expectativas y al amor entrar son parte de la divertidísima búsqueda de Colin de su pieza faltante y de la venganza de los botados de todas partes.

¿Por qué lo saqué?

No me parece una historia relevante; si quiera realmente interesante.
Entiendo que al terminar una relación recuerdes a la persona, pero por favor, llegar a estar con 19 personas que tienen el mismo nombre, es una exageración/obsesión.
Supongo que todos tenemos nuestras manías y formas de desenvolvernos en el mundo, de encontrar nuestro fin, pero me parece exagerado y dramático.
Sin embargo hay una cosa que adoré con el alma: La cueva. Ese lugar inextinguible al que no a cualquiera le permites pasar, me hizo remover muchas cosas que tenía guardadas, me reconcilio con una persona en el momento preciso.

Supongo que en realidad es el final que -más que esperaba- necesitaba el libro: estuve a punto de tirarlo contra la pared varias veces, no lo hice solo por morbo.
Este libro no es para mi.

 

6.- Un mexicano más; Juán Sánchez Andraka

¿De qué trata?

En palabras del autor:  Escribí Un mexicano más en 1966. En ese año me había iniciado en el ejercicio del magisterio en una escuela secundaria ubicada en la zona norte del Estado de Guerrero. Era mi primera plaza. Mi afán de participar en la formación integral de mis alumnos me provocó muchas ilusiones.

Me imaginé que en esa pequeña comunidad instalaríamos una biblioteca y que habitantes del pueblo y alumnos formarían grupos de lectura. Me imaginé una promoción cultural con talleres de arte, conferencias, conciertos y exposiciones.
Mis propuestas fueron recibidas con la frialdad de la mentalidad burocrática de la mayoría de mis compañeros de trabajo. Incluso, poco a poco, fui siendo objeto de burla por mis proyectos y hasta me llamaban agitador y politiquero. La discusión sobre el baile, que aquí relato, siucedió de veras. Fui catalogado como maestro problema. Así terminó mi carrera magisterial.

Fue el dramático choque con la realidad lo que me hizo concebir y escribir este pequeño libro que, desde aquel año 1966, ha sido leído por miles de mexicanos.
Aspiro a que la lectura de Un mexicano más provoque en mis lectores anhelos y acciones de cambio en el proceso educativo tan lleno de contradicciones. Todos somos responsables.

¿Por qué lo intercambié?

Terminé enojada cuando pasé la última página: Aunque por momentos me pareció un libro bastante moralista, también entendí el contexto y lo que intentaba comunicar. Por momentos ví a uno de mis mejores maestros reflejado en el maestro de español. Me enojó, me deprimió y me hizo pensar en las miles de cosas que están mal en nuestra educación, desde casa. En estos ideales que nos vamos forjando relativo al entorno que vivimos, de la manera en que se trata a las personas que intentan hacer un cambio, y simultáneamente esto solo me invita a desear con más vehemencia ser maestra, cambiar las ideas que tenemos insertadas como en automático por nuestras circunstancias.

Es verdad, una persona se forja a través de más personas; somos una mezcla de todos que lucha por encontrar un lugar.
La verdadera cuestión es el cómo elegimos a dónde elegir.

Me queda un sabor de boca un tanto extraño, porque también pude palpar la exageración provocada para hacer las situaciones incómodas más amenas, o la visión moralista excesiva de algunas cosas. El constante: “Malo, malo, maloso” me desespera.

 

7.- Canciones para Paula; Blue Jeans

¿De qué trata?

Canciones para Paula es una novela fresca y juvenil que cuenta la historia de Paula, una adolescente de 17 años que se enamora de Ángel, un chico un poco mayor que ella que conoce por internet. Sin embargo, cuando todo les va genial aparece Álex, a quien sólo conoce de un ratito pero cuyo encuentro es de cine. Además, Paula no sabe que tiene un admirador y que está más cerca de lo que se podría esperar… Todo un embrollo de amores y desamores de los que serán testigos sus mejores amigas, “Las Sugus”, que no se separarán de Paula.

Una novela cercana a la realidad actual de las adolescentes y al mundo de las redes sociales.

¿Por qué lo doné?

Hay un algo que me incomodó constantemente respecto a la acción del autor relativo a la novela, y es que se proyectó en ella. Desde el primer libro (Canciones para Paula) donde casualmente el autor es un autor de una novela por internet, pero en este segundo libro es demasiado insistente al respecto. Lo siento, para mi es incluso risible. Y que el detalle de hacer un constante recordatorio del “gran evento” para que no fuera en realidad tan grande el evento. Si bien es sabido que Sabes que te quiero es la secuela de CPP, igual puedes leerlo sin concer el primero y no morirás de spoilers. BTW, el que tenga capítulos tan cortos me ayudó muchísimo a seguir leyendolo, estuve muchas veces a punto de desistir.

Llegó por momentos a sacarme de mis casillas y a calificar el libro como muy rosa.
SIN EMBARGO el capítulo último habla de una conversación que debí haber tenido con alguien hace mucho tiempo y eso fue lo que se ganó mi corazón por completo.
Ese capítulo es para mi, el mejor capítulo.
Entre tanto, por un momento, regresé a mis 15 años.

 

¿A ti qué te parecieron?
¿Tienes algún libro en la lista de “regalar”?

Abrazos.
Emere.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *