La vida es una ficción que quiere ser leída

La vida es una ficción que quiere ser leída

No tiene edad.

No tiene edad.
14 Agosto, 2017
Col. Del Valle, Ciudad de México
Letras poliamorosas Vol 6: El poliamor no tiene edad.

 

Llegar a una casa desconocida nunca es sencillo: Ya no solo el tema del tránsito en la ciudad y las calles enredadas que llevan a cualquier lado, también el hecho de ser desconocidos llegando, nos cambia. Siempre he creído que las casas son las partes más íntimas de una sociedad, donde todo es un reflejo de nuestra historia, vida y convergencia con el otro y con uno mismo, por lo tanto, abrir esos espacios siempre me ha parecido uno de los actos de amor más grandes para con el mundo, o para con los que amamos.

Así que, claro, me sentí feliz de poder llegar a una casa desconocida a quien ya apreciaba, y es que, les voy a contar el preludio: hace 1 año me uní al grupo de Poliamor Valle de México, esperando aprender y poder llevar mi vida de una forma mucho más sencilla, así que después de un año de hablar con muchas personas desconocidas, y familiarizarme con fotos, nombres y de vez en cuando voces (en una especie de relación a distancia) por fin me animé a asistir a una reunión de Letras. Al entrar me encontré con una cantidad inmensa de personas que estaban igual de ansiosas, nerviosas y emocionadas por compartir visiones del mundo.

 

Y es que, no puedo terminar de contarles lo maravilloso y divertido que ha sido ponerle cara a cada nombre, y poder abrazar completamente a cada persona con la que he intercambiado una infinidad de palabras, tristezas, alegrías, miedos, certezas, puntos de vista y dudas. Pero sobre todo, con quienes hemos creado una comunidad tan amena y conjunta: llena de una diversidad de colores, opiniones y miradas del mundo.

Entre los textos y las canciones que se presentaron, pudimos sumergirnos no sólo en la diversidad de visiones, sino también abrazar el principio básico del (Poli)amor: amarte para poder amar al otro. Estuvo fascinante escuchar música con Jarana canciones hechas para llegar al corazón de todos como una invitación a amar la música, el ritmo y las muchas notas que tiene cada cuerpo, voz y pensamiento, cuentos infantiles donde intentamos explicar de la forma más clara que amar es simplemente eso, que no es un bien que pueda estar restringido o moldeado a sólo una forma de expresión. Y nos invita a reflexionar la forma en la que educamos a aquellas personitas que irresponsablemente nos gusta llamar “el futuro” pero también, escuchar crónicas sobre la forma de interactuar con cuerpos desconocidos, liberarte no sólo de prejuicios, sino de miedos e incertidumbres hacia uno mismo, y que lejos de percibir un rechazo puedas sentir el apoyo de aquellos a quienes amas. La facilidad con la que puedes desenvolverte en el mundo cuando el amor fluye por tu vida como lo que es: un caudal que no puedes detener: no importa de dónde vengas, cuántos años tienes o hacia donde vas.

 

Debo confesar: la música siempre me emociona mucho, mueve fibras muy delgadas en mi cuerpo, y jamás pensé tener un tan buen recuerdo de una canción de Bon Jovi, sin embargo, en contra de todo pensamiento previo y como buena costumbre de la comunidad poliamorosa, me sorprendí cantando con una sonrisa una canción de desamor, abrazándome al momento y simplemente dejando que toda duda se desvaneciera entre mis dedos, que la lírica acompañara al recorrido que mi vista hacía cada cara, expresión y persona.

 

Percibir las voces y las experiencias tan bonitas concentradas en un sólo lugar, la manera en que la calidez de cada persona toca de formas tan particulares tu vida, tu humor y pensamiento te hace sentir y recordar que estás en un camino que no siempre será tranquilo, pero que puedes todavía dejar una huella en el mundo para facilitar a quien viene  después de ti: Allí, sentada siendo de las más chicas del grupo y entablando una amistad con las personas más grandes del mismo, te das cuenta: para querer, apapachar y conocer al otro, no hay edad.

Y no es todo: Al salir, después de re-conocerte en tantas personas increíbles, maravillosas y distintas, te quedas con una vibra tan linda y limpia que te hace sentir en casa, provoca que puedas estar feliz un mes más…

 

Hasta la siguiente reunión de Letras.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *