La vida es una ficción que quiere ser leída

La vida es una ficción que quiere ser leída

No me llamo así.

No me llamo así.

Quiero llamarte.

Escribir tu nombre en mayúsculas
escondido entre los versos de algún libro.
Me he perdido llamándole a cada objeto
con el nombre mental que mis recuerdos te han impuesto.
Estar abrazada de tantas letras me hace sentir que te leo a cada instante.

 

Te menciono, te llamo y te abrigo 
desde un punto muy profundo
creado en el hueco de mis manos
donde deposito todos mis pensamientos.
Me mantengo atada al susurro
de tus ideas impresas en algún papel.
En los pensamientos más escondidos y frecuentes
de esta trampa que aún no tiene nombre.

Te sueño.
Te sigo.
Te pienso.
Te escribo.

Te dedicaba canciones antes de cantarlas; Onironauta.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *