Responsabilidad emocional.

Imagina esto: Estás en bici tranquilamente por la calle, llega una moto y te arrolla. El dude en cuestión levanta su moto y se va. Cuando lo denuncias, se escuda en que “Quien se cayó, fuiste tú en tu bici, y como es tu bici, tú lo arreglas” Y le creen. Es más, en el MP lo apoyan. Por qué nos es tan claro ver que está mal este peo’ cuando se trata de algo físico, pero no cuando se trata de algo emocional?

¿Somos parte del desastre que se causa tras el impacto de nosotros en sus vidas. Si bien no somos responsables de sus acciones, sí de los momentos en que causamos el dolor inicial.

Deslindarse del otro como: “Es tu pedo, tú lo arreglas” se articula de la misma forma que la violencia y el abuso emocional.

Tener relaciones unilaterales, donde YO decido y TÚ te chingas y ves qué haces con eso, no es tener relación con el otro, sino una utilitariedad del otro: estoy y lo aprovecho mientras me complace.

Ejemplos: Oscar y Daniela son novios. Un día deciden irse a vivir juntos. Daniela tenía otro novio y entonces hace que los tres estén juntos. Daniela no le pregunta a Oscar si quiere estar con Fausto. Ni a Fausto si quiere estar con Oscar. Ella les dice que si quieren estar con ella, eso tiene que pasar. No les pregunta si quiere. Sólo determina que para ella eso es lo mejor. A Daniela no le importa que sus afectos la estén pasando mal porque ella vive su ideal de relación afectiva V. Daniela ve que sus afectos la pasan mal pero se justifica en “Son adultos, que piloteen sus inseguridades” y cuando intentan hablar con Daniela, resulta que si no es así, entonces no es y todos a sus casas otra vez, incluso cuando todos gastaron todo lo que tenían en mudarse. Daniela no quiere verlos si no es bajo sus circunstancias. Oscar sabe que no aguanta la presión porque es muy distinto a Fausto y a Fausto definitivamente no le cae bien Oscar. Los dos sienten condicionado su amor a Daniela porque tiene que ser como ella diga. pero eso ¿Está chido? ¿no Daniela se está pasando un poquito de.. ehm.. egoísta? No deja que Oscar o Fausto desarrollen herramientas porque todo es nuevo y justamente de allí, Daniela saca una ventaja. Todo eso se llama abuso emocional.

Victor se va a Australia porque ha sido el sueño de su vida y le avisa a Sandra, Natalia y Eder desde que tiene inquietud. Victor les dice que se irá. Que los ama mucho pero igual debe seguir sus ideales. Sandra, Natalila y Eder se ponen super tristes pero saben que es parte de Victor y se alegran por él. Hasta lo acompañan a comprar cosas para su viaje y están pendientes de él siempre que pueden. Victor ha sido claro desde el inicio con su propósito. Sandra, Natalia y Eder viven una tristeza que pueden manejar porque sabían que este momento llegaría. Víctor les reafirma siempre que los quiere. Todos están tristes, sí. Pero tranquilos. ¿Y se lee chido, no? Nadie está pasando encima de los otros, todos lo tenían claro desde el inicio, todos lo apoyan y aunque construyeron sus vidas en conjunto, saben que todo estará bien.

Es válido decir: “Yo no puedo con esto” “Esto es demasiado para mi” Pero hay una gran diferencia entre ser parte de un conflicto y luego lavarse las manos, que ver desde afuera el conflicto y decir: “Nel, yo no quiero esto” Y es que de pronto es bien fácil caer en el juego del “como soy autónomo, autosuficiente y responsable sólo de mi, entonces los demás tienen que arreglárselas solos” Y es que sí, no puedes ir haciéndote cargo de los demás todo el tiempo, pero… Si tú eras el cochista y empujaste a un ciclista, lo mínimo que debes hacer por responsabilidad civil es ayudar al otro a levantarse y revisar que esté bien y pueda seguir andando… ¿O no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.