La vida es una ficción que quiere ser leída

La vida es una ficción que quiere ser leída

XX

XX
El fin de semana vi XX en Netflix, les platico:
 
Me llamó la atención que está promocionada como una antología de historias de terror contadas desde un enfoque femenino. Lo que en mi cabeza se tradujo como “Terror Feminista” y desde ese momento comencé a tener muuchas expectativas al respecto…
Tiene una estructura bastante peculiar: Está dividida en 4 narraciones sobre situaciones de terror comunes contadas desde una protagonista femenina.
A mi esto me hizo pensar directamente en todo el trabajo de interiorización, y cómo cualquier cosa puede revelarse como una historia de terror con el suspenso debido, también comencé a suponer que tendría muchos elementos desde dónde hacer un análisis. Como adentrarlo a un contexto contemporáneo personal de la visión de algunos de los muchos feminismos. No sé, algo que argumental e intelectualmente me retara.
.
.
.
.
¿Qué fue lo que vi?
Me emocionó mucho encontrar estas imágenes de stop motion, porque siempre me han parecido demasiado creepys: lo que pensé directamente fueron dos cosas 1)Cuando era niña, vi una versión rusa de Alicia en el país de las maravillas que me dio un miedo terrible. 2) Que cada incidencia del stop motion entre las historias es un preludio o advertencia del mensaje condensado en cada historia.
.
Pero nope.
Creo que fue un recurso que pudo ser explotado más. Se me ocurre tal vez que podría ser una revelación sutil del hilo conductor de las historias, además de ese preludio que yo esperaba..
.
.
.
.
.
Ahora, las historias:
.
.
La primera historia: me parece una forma bastante
interesante de enfrentarse al miedo que genera un vacío, sin embargo creo que en la ejecución visual le falta mucho trabajo para crear momento de tensión o una verdadera duda al respecto: aunque en el momento inicial el elemento principal es demasiado claro, llega un momento a perderse, digamos que en la narrativa se vió como un “ah, sí, y todo esto parte desde aquí”
Sin embargo tiene escenas bastante fuertes sobre el físico de los participantes, que también, pudieron aprovecharse de una mejor forma, porque incluso con esa clase de imágenes… no se siente una tensión.
PD: Tuvo una escena poderosísima, donde pudo haber terminado, pero la alargaron innecesariamente.
.
.
.
.
 La segunda historia: me gusta el tratamiento que tiene.
Los colores, el tipo de enfoques, ¡Hasta las vestimentas! Me parecen pastante ad-hoc para el tipo de situación que se va desarrollando, sin embargo creo que hay tres momentos importantes donde considero que la trama DEBIÓ hacerme sentir un escalofrío gigante, o angustia… Tenía todos los elementos y no lo logró. Hay dos cruces importantes que pasan casi desapercibidos y que al mismo tiempo son casi risibles. Creo que le quita un poco de fuerza la aclaración final, y habría servido mejor si la misma información fuere una escena en sí. Aunque el final es conceptualmente arrollador no tuvo una proyección muy afortunada.
.
.
.
La tercera historia: no tengo mucho que decir al respecto. Es la misma historia americana: unos tipos que van a un no sé dónde olvidado de la civilización, que se topan con algo que desconocen y luego todo sale mal. NOPE. Creo que me interesaría más saber de dónde nace aquello que aparece y provoca el problema. Es decir, sin un contexto sólo parece un “algo” aislado y sin terminar; completamente contrario al primer relato. Acaba de una forma predecible, muy rápida y el sentido de la urgencia del mismo, en lugar de parecer provocado para confundir al espectador en las acciones y proveer del suspenso termina luciendo como algo desorganizado y con un sin sentido total.
Ésta es la única historia que NO tiene “hijos” en la trama.
.
.
.
La cuarta historia: Tiene mucho de dónde sacar cosas interesantes, desde la forma en la que está narrada hasta el contexto. Hay dos o tres escenas en especial que causan un intento de escalofrío, que manejadas de otra forma pudieron haber llegado al terror. Sin embargo le falta “algo” para poder crearlo, tal vez la atmósfera no estaba terminada. Éste relato en particular me gusta mucho, porque pudo extenderse. Creo que la lucha interna del co-protagonista pudo ser más reveladora y fuerte que lo poco que alcanzamos a ver. Creo que era demasiada historia para el tiempo que emplearon. El final es impactante y pudo ser un cierre perfecto, pero no había una estructura de la cuál asirse.
.
.
.
.
Al final…
Considero que el problema principal es que no conectas con ninguno de los personajes. Me deja más la sensación que tienes cuando acabas de despertar de un sueño del que no entendiste nada. No te deja ni incómodo, ni pensativo realmente, ni siquiera con una sugerencia tangible de una sensación.  Considero que tienen que trabajar mucho en los puntos para causar estrés por la razón que sea. Me gustaría ver más allá que sólo una protagonista femenina: pensaba en la revelación de los infiernos personales, pero generales. Por favor: SI USAN STOP MOTION TAN CREEPY, DENLE UNA UTILIDAD MÁS ALLÁ DE SÓLO SER EL SEPARADOR.
.
.
¿Vería otra película del tema?
Claro: no dejaré de apostar por las nuevas propuestas. Como primer exposición está padre, es un buen ensayo y donde se revelan los errores. Me encanta la aventura que supone que las mujeres estén revelando sus visiones del terror dentro del cine, pero procuremos que, pues, den miedo…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *